jueves, 1 de mayo de 2014

De budismo y otras cosas...

¡Hola!

Como os conté hace dos entradas, ayer fui a un curso de meditación para jóvenes en un centro budista. Quise ir porque me interesa la espiritualidad, la meditación y el interior, es decir, estar en contacto conmigo misma y aprender a controlar mi mente. Me interesa conocer personas afines a mí en ese sentido, ya que casi no conozco personas en mi escuela y en otros ámbitos que se interesen por esa parte.

Seré sincera, soy mujer y me gustan las mujeres, siempre he querido tener una novia, pero con las chicas con las que he salido no encuentro un clic que me motive para tomar algo en serio con ellas. Así que decidí acercarme a esto para encontrar personas que se interesen por lo mismo que yo, y he de decir que últimamente esta parte es importante para mí. Hace algunos ayeres tuve problemas que me han hecho ir al psiquiatra y otras cosas... He encontrado en mi interior respuesta y calma a muchas cosas, por eso la meditación y personas que se interesen por esto me llama mucho la atención.

A veces cuando platico con personas me aburre la banalidad con que hablan de la vida, como si no hubiera un más allá. Siempre es la misma forma con la que la sociedad nos ha enseñado a vivir: sufrir por otras personas, contar y contar otra vez los problemas para mentar madres, escuchar canciones dolorosas que hacen que las heridas salgan una y otra vez, tratar de ser más que los demás, hablar de lo que está de moda en facebook, y caer en un círculo vicioso que no nos lleva a ningún lado. 

No es que yo no sea todo lo que dije, al contrario, creo que muchas veces hago eso, pero el punto es que quiero cambiar, quiero hablar de otras cosas, quiero encontrarle una nueva perspectiva a la vida que la que se nos ha enseñado. Quiero buscar personas que también persigan esto. No hablo de aislarme del mundo y rechazar a la sociedad porque sé que no se puede, sino empezar poco a poquito conmigo misma. Por ejemplo, tengo una amiga que siempre que la veo me habla de su novia, sus problemas, como cortan y regresan, que ya la quiere dejar pero la ama, y así muchas personas. Esta sociedad nos enseña a mantenernos en lo que nos hace daño, a aferrarnos a personas y cosas que se irán, a resignarnos a sufrir, etc. Estoy harta de todo eso. Estoy harta de la superficialidad con que vivimos, del tener que estar a la moda y sentirse más que los demás por saber cosas que los otros no, y usar cosas que los otros no, e ir a lugares que los otros no. ¡YA! Yo también soy así pero no tiene chiste. No se acaba en ningún lado. No me lleva sentirme feliz. 

En fin, ayer que fui no encontré a "la chica" que idealizo, pero no estuvo mal. Conocí una chica casi de mi edad que me interesó la manera en que habla de las cosas y el mundo. Me interesó lo que piensa. No me gusto ni nada, simplemente me sentí a gusto por haber conocido una persona que compartiera ideas que yo busco. Fueron muchos jóvenes, lo que me hizo sentirme no tan perdida en este mundo. Soy muy prejuiciosa y hubo algunos que no me llamaron para nada la atención, y si los hubiera visto en la calle hubiera pensado que también son unos huecos. No lo sé, vi a varios que me parecieron muy huecos y no sabía porque estaban ahí, y a lo mejor ya no van la próxima sesión (creo que la próxima sesión definirá a quien si le interesa y quién no). Bueno supongo que en todos lados nunca haremos match con todos y espero conocerlos mejor para ver que es lo que piensan. A lo mejor yo me paso de prejuiciosa.

Y bueno, me hizo sentir que en realidad si puedo encontrar a una persona parecida a mí, con la que por fin pueda entablar una relación. Ya sé que está mal. No debería ir a buscar algo así. Debería dejar que las cosas fluyan y las personas vengan, porque solo es forzarme. Si dejará de buscar tengo la certeza de que aparecerá y bueno, como dije antes, espero que este acercamiento a la meditación me haga cambiar muchas cosas como esa. 

Escribiría más, pero ya me cansé, y supongo que ustedes no querrán leer tanto. Espero en otra entrada hablar de si ser budista es una forma de vida o una religión. En lo personal yo no me considero budista, pero hay muchas cosas del budismo que me interesan. ¡Nos vemos!


1 comentario:

Andrea M dijo...

¡Hola, Alex! ¡Adivina quién ha vuelto! Sí, soy yo, Miranda. Perdón por haber desaparecido y no haber dado señales de vida. Pero ya estoy aquí.

Me parece genial lo del budismo y lo de conocer a personas parecidas a ti, no tiene nada de malo. A mí también me llaman mucho la atención varias cosas del budismo. Ya podremos compartir ideas, ¡y quiero saber más de ese curso!

Un beso, y te dejo mi nuevo link: http://tonosdemiranda.blogspot.com.es/